martes, 18 de marzo de 2008

Detente




En el paradero infinito
Determinado a cruzar senderos falsos
Detente
En el camino
Roza la envoltura del aire
desde la idea
Desenreda los ovillos de lana

Reconoce
que ya no los reconoces
Porque están de vuelta
Con la ausencia
La sonrisa descalcificada
Lamiendo piedras

Mira mis pasos
Como sostengo el cielo trémula
Y puedo respirar de mis heridas
Mis piernas ya no están quebradas
No te ahogues en la deriva
Somos vivientes soldados

Tus pasos descansan,
al pie del monte
Y el mar se superpone
vagando
Oscilando
Llueven peces de colores
Rompen olas en apariencia

Toma mi mano
En estos días líquidos
De un sol que
tiñe de ámbar un circo en ruinas
Con un silencio que
destila un nuevo reto
Toma mi mano
Y no nademos tan rápido

Michelle Valencia

2 comentarios:

kaustral dijo...

A VECES QUISIERA DETENERME .PERO DIABLOS SIEMPRE ME VOY Y ME PIERDO EN MEDIO D LOS PECES DE COLORES...LINDO ESCRITO SUYO PARA UN DIA COMO HOY ME AEGRA HABER VENIDO A VISISTAR ESTE LUGAR SALUDOS
NOS LEEMOS

munir eduardo eluti cueto dijo...

DETENTE

HOLA MICHELLE ES UN POEMA QUE DA UN RECORRIDO DE LA CALLE POR SU LENGUAJE DESCRIPTIVO EN CONTINUIDAD CRONOLÓGICA DE LA SECUENCIA QUE TRATA.