jueves, 17 de abril de 2008

Incomunicación



¿De qué
quieres que te hablé
de juguetes rotos,
o mi nueva soledad?
¿De sequedad de yesca
frente la humedad de tus labios?
¿Del verme rodeada por sonrisas
ante el circo de mi luto?

¿De qué quieres que hablemos
si no sabes escuchar los ruidos del monte
ni el correr de lagrimas desatadas?

Lo lamento,
sòlo un cántaro roto
sigue perdiendo agua en mi guarida.

Llámame cuando al fin pueda
apoyar mi cabeza sobre una almohada imaginaria
y un grillo me cante
mientras coros de niños anuncien
un resplandor en la ciénaga.

Michelle Valencia

3 comentarios:

**Sweetblood** dijo...

http://meluxx23.blogspot.com/

me gusto lo k escribes, etc
asik te invito a visitar mi blog

salu2

marcelovaldes dijo...

Poderoso escrito,Desconozco quien alguna vez subestimo tu poesia ..quien haya sido espero se pudra luego..
abrazos.
espero que este mucho mas que bien ja,ja(parte de eterno abundar en todo).

Marcelo.

marcelovaldes dijo...

Poderoso escrito..nose quien fue o sera el que sigue subestimando tu poesia ,pero si aun existe se pudrira luego y no solo por dentro.
Cariños-...
Marxcelo.